01 febrero
R:
Rómulo
A:
Alberto Quimper (Don Bieto)
Asunto:
Coordinaciones al parecer para compra de camionetas. Rómulo comenta que
el lunes llegan para ver lo de los lotes de petróleo.
R:

Don Bieto

A:

¿Qué dices? ¿Cómo….? Te estaba llamando y está ocupado

R:

¡Qué ocupado, qué, hermano! Estoy con mi celular, aquí esperando tu llamada
urgente. Cuéntame: qué novedades.

A:

Bueno, anoche estuve con ellos, dicen que han hecho la oferta más baja que puedes
hacer, ¿no? [No se entiende] y ellos esperan el resultado. Les interesa las cuatro por
dos y cuatro por cuatro son… Cuatro por dos son doscientos cincuenta y cuatro por
cuatro son cincuenta más.

R:

¿Y cuánto les interesan a ellos?, ¿las dos?

A:

Las dos, hermano.

R:

Ya. ¿Y Figari qué dijo?

A:

Figari no fue.

R:

Ya, ¿tampoco te dijeron cuáles eran sus contactos?

A:

Tampoco, tampoco.

R:

Ya, bueno. Yo hablé con “La Duqueza”, [apelativo con que se le conoce a Alva
Castro] pues. Quedé en que… yo estuve con él en su casa esperando que me llame
(s)

A:

Sí, bueno dejemos las cosas así, pues, hermano.

R:

Pero, ¿hacemos algo o no?

A:

No hacemos nada, hay que dejar que suceda nada más.

R:

Ya, oye, el día lunes llega la gente para ver lo de los lotes de petróleo.

A:

Te conecto con ellos, ¿ya?

R:

Yo quisiera tener una reunión, cenar contigo, con ellos.

A:

Ya, me avisas no más, ¿ya?

Select target paragraph3